Introducción Flipped Classroom (Clase invertida)

Aula invertida (flipped classroom)

Tareas y actividades en el aula invertida
Flipped classroom - Aula invertida

Introducción

Sin duda alguna, el enorme impacto social, profesional y personal que las nuevas tecnologías han tenido en nuestras vidas ha hecho posible que adaptemos nuestros aprendizajes (formales o no) al uso de los dispositivos digitales, para aprovechar todo su potencial, interacción, inmediatez y manejabilidad. Nuestras vidas están interconectadas, favoreciendo la proliferación de aprendizajes no formales como recurso de desarrollo profesional.

El modelo flipped learning, flipped classroom, clase invertida o inversa afecta directamente al modo en el que los estudiantes aprenden y asimilan contenidos, ya que se produce una “conexión” fuera del aula con el profesor, quien traslada los contenidos esenciales de una unidad para ser trabajados en casa, aprovechando especialmente el potencial de los medios audiovisuales (ubicuidad, motivación, interacción, diversidad…).

Sin embargo, también cambia el modo en el que el profesor “da clase”, pasando a ser un educador profesional que guía a los alumnos en el aula de un modo más personalizado a través de distintos métodos, metodologías o planteamientos pedagógicos que apuesten por un aprendizaje activo, en el que los estudiantes son ahora actores principales.

En post posteriores se explica un poco más sobre esta metodología, yo utilizaré leves pinceladas flipped classroom en mis futuros proyectos.

Flipped classroom antes, durante y después.

Características de flipped classroom

Tanto si somos unos expertos en aula invertida, como si somos unos novatos, nunca está de más recordar algunas de las características más representativas de este modelo pedagógico. No es solo una metodología, es algo más, ya que tanto profesores como alumnos adquieren nuevos roles y los espacios de aprendizaje cambian.

  • El alumnado. Adquieren mayor responsabilidad en su aprendizaje, se vuelven más autónomos, aprenden a su ritmo y de forma más personalizada, crean contenidos además de recibirlos y asimilarlos, utilizan de manera útil, creativa y motivadora las “nuevas tecnologías”.
  • El profesorado. Dejan de ser transmisores de conocimiento y se transforman en guías, pueden prestar mayor atención a la diversidad dentro del grupo y algo muy importante, pueden encontrar nuevas motivaciones en las clases, si es que la rutina se había asentado en sus vidas (jeje).
  • El espacio de trabajo cambia, mientras que tradicionalmente las tareas se llevaban a cabo dentro del aula, ahora se utiliza el tiempo de clase para poner en práctica o común lo trabajado en casa.
  • Las clases pueden destinarse a trabajar otras competencias e inteligencias que en una clase normal son más difíciles de trabajar. Las actividades pueden ser más variadas. Se propicia que el ambiente sea colaborativo, participativo y solidario en el aula así como en los grupos de trabajo en equipo cooperativos, tal y como se busca con la creación de estas agrupaciones.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: